El arenado o sandblasting es un proceso en el que se expulsa agua, aire o arena a alta presión con fuerza abrasiva que sirve principalmente para suavizar, limpiar o eliminar óxido de una superficie.

Entre los principales usos para el sandblasting se encuentran:

  • Limpieza de estructuras metálicas
  • Remover placas de concreto
  • Quitar pintura y otros acabados
  • Renovar partes para maquinaria, equipo y engranes
  • Dar acabados en madera, acero, resina y plástico
  • Limpieza de muros de ladrillo y piedra
  • Limpiar moldes permanentes para fundición
  • Preparación de materiales para aplicación de recubrimientos
  • Remoción de graffitis
  • Remover oxidación e impurezas
  • Esmerilar vidrio y acrílico
  • Matizar metales no ferrosos
  • Pulir materiales opacos
  • Retirar impurezas de soldadura
Para el sand blast se pueden utilizar distintos materiales, dependiendo de la superficie que se limpiará o en la que se dará el acabado, pulido o renovación, los más comunes son:

  • Arena sílica
  • Óxido de aluminio
  • Carburo de silicio
  • Bicarbonato de sodio
  • Granate
  • Escoria de cobre
  • Perla de vidrio
  • Abrasivo plástico
  • Granalla de acero
¡Contáctanos! Tenemos 17 años de experiencia y podemos asesorarte y brindarte el servicio de sand blast que necesitas. Nuestros servicios se adaptan a tu presupuesto.